jueves, 28 de febrero de 2008

La falta de espíritu deportivo

Jamás me he considerado una persona nostálgica de nada y, mucho menos del pasado, reciente o lejano, y siempre he pensado que lo mejor está por llegar. Pero tras ver el debate de los aspirantes a presidente del gobierno, de comprobar que las instituciones son incapaces de frenar la locura de la violencia en el ámbito familiar, de soportar una televisión infumable, y de tener que aceptar que los medios de comunicación en España tienen de independientes lo que yo de Sergi Ariola estoy convencido de que hemos perdido el espíritu deportivo y el sentido de la competitividad en igualdad de condiciones. Si no me creen, vean estos vídeos ilustrativos.


video
video

lunes, 25 de febrero de 2008

Irak le ha costado tres billones de euros Estados Unidos


Acaba de caer en mis manos, mejor dicho, sobre mi pantalla, una nota de la agencia Servimedia sobre lo que le ha costado a Estados la Guerra de Irak. En realidad, es un resumen de los datos que ofrecen el economista norteamericano Joseph E. Stiglitz, Premio Nobel en 2001, y Linda Bilmes, ex-secretaria del Departamento de Comercio de EEUU, en el libro La guerra de los tres billones. Será mejor que lo lean y comprueben hasta dónde se les ponen los pelos de punta con las cifras.

La guerra de Iraq le va a costar a Estados Unidos tres billones de dólares, algo más de dos billones de euros al cambio actual, lo que equivale al PIB de dos años de un país como España. Stiglitz asegura que ya es evidente hasta qué punto estaba equivocado George W. Bush sobre los costes y beneficios que reportaría la guerra de Iraq. A día de hoy, afirma, el coste directo de la guerra, sin incluir los gastos a largo plazo de cuidar de los soldados heridos y otros, es un tercio superior a la de Vietnam, que se prolongó durante doce años, y duplica al desembolso exigido a las arcas estadounidenses por la Primera Guerra Mundial. Ya únicamente la Segunda Guerra Mundial ha sido más costosa para Estados Unidos, dado que en ella llegaron a participar 16,3 millones de soldados, con un coste total, ajustado a dólares de 2007, que se eleva a 5 billones de dólares (3,37 billones de euros). Pero incluso si se toma la Segunda Guerra Mundial como referencia resulta que, cuando todo el Ejèrcito norteamericano estaba comprometido en la lucha contra los japoneses y los alemanes, el coste por militar, actualizado a 2007, era de menos de 100.000 dólares, mientras que cada soldado desplazado a Iraq cuesta 400.000. Stiglitz (que es además uno de los 'sabios' internacionales que asesoraron al PSOE para su programa electoral) recuerda que, siendo secretario de Estado de Defensa, Donald Rumsfeld, llegó a tildar de "chorrada" la estimación de uno de los asesores del presidente Bush, que calculó que la guerra de Iraq le costaría a Washington 200.000 millones de dólares, una cifra ya ampliamente superada por la realidad. Además, Paul Wolfowitz, entonces número dos de Rumsfeld, llegó a decir que los trabajos de reconstrucción posteriores a la guerra se pagarían por sí mismos, con los ingresos procedentes del petróleo de Iraq. Y Mitch Daniels, el director de la Oficina de Gestión y Presupuesto, evaluó el coste de la guerra entre 57.000 y 69.000 millones de dólares y se mostró convencido de que los aliados de EEUU pagarían al menos una parte. Actualmente, sólo los costes operativos de la guerra ascienden a 12.500 millones de dólares (8.100 millones de euros) al mes, casi el triple que en 2003, el año en que Estados Unidos lanzó la invasión sobre Iraq. Stiglitz subraya que su estimación de que la guerra de Iraq costará dos billones de dólares es "conservadora" y se refiere exclusivamente a los Estados Unidos, por lo que "no refleja el enorme coste para el resto del mundo o para Iraq"

miércoles, 20 de febrero de 2008

Hay hueco para el pintor del pene, pero no para los partidos pequeños

El programa España Directo y sus conexiones en directo para informar de crecepelos. El pintor que usa su pene como pincel y Rosa Díez.



Mientras todos los partidos apuran los ultimos recursos antes de la elecciones, los medios sólo atienden las ocurrencias de los dos principales o se limitan a dar 'notitas' de los menores para acallar posibles críticas sobre una parcialidad más que manifiesta. Esto me parece una falta de consideración hacia una buena parte de los españoles que no van a votar a las formaciones mayoritarias que, entre otras cosas, no pueden ser más grandes porque nadie se hace eco de sus propuestas. Aunque también es posible que si los conocieran a fondo nadie los votara. Pero éste no es el caso.
¿Sabían que las pugnas internas en la sección catalana de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), el partido de Rosa Díez y Fernando Savater, han provocado la dimisión en pleno de su comité electoral provincial de Barcelona? ¿No? Pues no se preocupen porque la noticia apenas superó unas horas de supervivencia en los periódiccos, radios y televisiones. Lo mismo que la retirada de las imágenes virtuales de Gaspar Llamazares, de IU, quemando unas fotos del Rey. Sinceramente, creo que esta es la única noticia que, para los medios, ha generado el líder de una formación votada por más de un millón de españoles.

La mediocridad que planea por Celtiberia se apodera de casi todo. Si no, lo del programa España Directo. Se gastan una morterada para hacer una conexión en directo con un 'reportero de diseño' que va a facilitar un remedio infalibre contra la calvicie y se olvidan de las interminables colas que sufren los ciudadanos para cobnseguir un certificado en un registro o para renovar el DNI. Por no hablar de los ancianos que no llegan a final de mes con sus pensiones y rebuscan entre la basura para comer. Pero, !claro!, esto no es divertido.
Eso sí, en los medios hay un hueco para quemar información con temas tan intensos como un tipo llamado Tim Patch, que pinta cuadros con el pene, o el apasionante mundo de los crecepelos. Pues yo me tiro de ellos.

sábado, 16 de febrero de 2008

Una receta para el sopor


Una vez más siento no haber atendido mi blog como debía, pero he estado muy liado. También, la verdad, es que tampoco me ha motivado mucho lo sucedido en estas semanas. Más de lo mismo: elecciones con el pastel repartido y sin opciones para los que podrían ser una alternativa, corrupción en los ayuntamientos, los Premios TP y la sospecha del tongo, y el "a rey muerto rey puesto" para el 'Aquí hay tomate'.
Ante tanto bodrio, el aburrimiento ha podido conmigo y he decidio dedicarme a la bebida . Eso sí, de forma civilizada y con un puntito de cultura. En esta ocasión les invito a probar un exquisito gin fizz.

Ingredientes:
ginebra, 8 grms. limon 0,20 kg azucar lustre1 gr agua de seltz2.
Preparación:
Se elabora en coctelera, aunque se puede optar por una cristaleria más pequeña como una copa. Preparamos las bebidas necesarias para el cóctel: ginebra inglesa, zumo de limon , azucar en un platillo o almibar en un bitero y un botellin de agua de seltz; un vaso de combinacion o copa de coctel en caso de trago corto, pinzas, cubitera, ademas de hielo .
Servicio:
En una cocktelera , ponemos siete u ocho hielos con las pinzas.; en el vaso de la coctelera, 8 cl. de ginebra, 4 cl. de zumo de limon y4 cl. de almíbar. Cerramos la coctelera y la agitamos al ritmo de pasodoble unos segundos, hasta fusionar bien los diferentes elementos.
Luego, abrimos la boca de la coctelera y servimos la pócima en un vaso de combinacion. Abrimos un botellin de agua de seltz y terminamos de llenar el vaso poco a poco para evitar que se desborde por la espuma.
Punto y final:
Lo decoramos con dos pajitas en el vaso.

viernes, 1 de febrero de 2008

Ahora resulta que "el tomate era innovador"


Un lavado de cara de la cadena, bajada de audiencias y la negativa de algunas empresas a publicitar sus productos en Aquí hay tomate son las verdaderas razones por las que ha desparecido el programa de la parrilla. No puedo juzgar en profundidad la calidad del espacio porque nunca conseguí aguantarlo más de cinco minutos, bueno..., diez, por lo que sería injusto emitir un juicio de valor. Sin embargo, algunos colegas aseguran ahora que era innovador y que ha marcado un estilo, "incluso tenía calidad", dicen a toro pasado.

Los pocos minutillos que lo seguí me parecieron una continuidad del histórico Qué me dices, con un toque de inequívoca mala leche y de ironía propia de quienes no suelen mirarse al espejo. El periodismo, aunque sea del corazón, debe ser mínimamente serio y, por qué no, de calidad. No es serio que, como en una ocasión hicieron sus responsables, prometieran una entrevista a un famoso inaccesible y la extraordinaria exclusiva periodística se quedó en un par de gritos a un coche en el que se suponía iba el objetivo de la primicia -zapeé a los tres minutos-. Por no hablar de las exclusivas inexistentes presentadas con música de fondo al más puro estilo Hitchcock.

A mí todo esto del final del prograna, la verdad, me la trae al pairo, pero no entiendo muy bien cómo es posible que se convoquen manifestaciones de apoyo al 'tomate' y no las haya de protesta por haber convertido el mercado laboral de este país en el paraíso de los becarios y el de los consumidores en una avalancha de empeñados hasta la cejas con hipotecas de por vida. Por no hablar de cosas menos generales como que para conseguir un pasaporte en Madrid haya que levantarse a la 6 de mañana, esperar colas interminables y rezar para que el 'fabuloso' sistema informático de Interior no se venga abajo mientras los funcionarios escrutan la documentación. !... País!