martes, 11 de diciembre de 2007

Led Zeppelin, el regreso

La reunión para un único concierto de los legendarios Led Zeppelin ha sido la noticia musical del año. Unas 20.000 personas, procedentes de sesenta países, llenaron el O2 Arena de Londres con sano morbo de comprobar si la banda seguía en forma tres décadas después. Y pues sí lo estaba y de qué manera. Impresionante.

Jimmy Page, Robert Plant y John Paul Jones parece que se conservan en el retrato de Dorian Gray musical, el que está reservado para los mitos. Con muchas canas, arrugas y menos aspavientos que en los setenta fueron capaces de mantener, incluso mejorar, el sonido que los hizo famosos. Sólo faltó a la cita terrenal el batería John Bonzo Bonham, fallecido en 1980, y que fue sustituido por su hijo Jason. Seguro que el padre se sintió orgulloso en el cielo de los roqueros de ver volar las baquetas como él lo hacía.

Poesía al margen, la cita fue un negociazo. Cada entrada costaba 190 euros, pero las reventas más bajas llegaron a los 4.000, lo que, con seguridad, confirma que habrá una gira mundial que dará muchos millones. Los que no pudimos ir, nos tendremos que conformar con los restos de serie. En este caso, un fragmento de Black dog, emitido por la BBC. Que aproveche.

video