sábado, 8 de septiembre de 2007

Yéremi sigue olvidado

video

Los padres de Madeleine han recibido más de un millón de libras (1.470.000 euros) de ayuda para encontrar a su hija. Tienen una web propia, blog y archivos multimedia de todo tipo. La familia de Yeremi tuvo que pagar los carteles que fueron destruidos en un incendio.



Desde que los padres de Madeleine MacCann, la niña inglesa desaparecida en Portugal, fueron declarados por la Policía sospechosos, el caso se ha convertido en un número mediático de proporciones planetarias. Entre otras cosas, porque es indudable el interés y el morbo que despierta y porque a cualquier ser humano normal le sigue pareciendo imposible que un adulto pueda hacer daño a un niño. Sin embargo, hay muchos maltratadores y pederastas sueltos por la calle; más de lo que parece. Por no hablar de Internet, donde se mueven con libertad y es casi imposible pillarlos.
El caso de la pobre Madeleine me llena de pena. Por ella; por sus padres, que si realmente le hicieron algo a su hija lo pagarán de por vida con una mala conciencia que no les dejara dormir; y porque no puedo dejar de acordarme del niño canario Yéremi José Vargas que, como publiqué en mayo, sigue siendo un olvidado para nuestros medios de comunicación. Los únicos que, por fortuna no han bajado la guardia son su familia, la Benemérita y los medios canarios que a diario y desde que desapareció, el 10 de marzo de 2007, se agarran a un clavo ardiendo para saber que fue de él.
El 30 de agosto fue detenido en Vecindario el presunto pederasta D.J.M.P tras ser identificado por dos niñas. El individuo, al parecer, se le vincula con el caso del menor Yéremi Vargas, según publicó Canarias 7.
En la misma información de mi compañero Gabriel Suárez se incluyó el testimonio de la madre de una niña a la que hace más de un año el detenido amenazó con un cuchillo para llevársela. "El relato de la menor es escalofriante -escribe Suárez-. «Me dijo que si él salía en los periódicos y que si llamaba a la policía o se lo decía a mis padres, volvería a por mí», contó".
Al día siguiente, los informativos nacionales de las televisiones se ocuparon hasta la saciedad de los embotellamientos en la carreteras nacionales por la 'operación retorno de vacaciones', del tiempo, del sorteo de la Liga de Campeones y del aniversario de la muerte de Lady Di. La detención apenas mereció unos segundos, en algún caso, pero sólo eso. Madeleine, ha arrastrado enviados especiales a Portugal para hablar con el portero de la finca de unos vecinos que una vez vieron a los MacCann en bañador. De Yéremi apenas se dice nada. Ni siquiera que su familia tuvo que hacer nuevos carteles con su imagen porque muchos ardieron en los incendios que asolaron este verano Canarias.